LIQUEN

Liquen

 

Es una de las plantas más curiosas que podemos encontrar. Hemos visto cantidad e ellos, y por regla general, nunca nos paramos a pensar en su estructura, y en qué es lo que tenemos ante nuestros ojos.

Se trata de una simbiosis, o unión, entre hongos y algas. Pertenece a un grupo de plantas llamada talófitas, es decir, plantas muy sencillas, que incluso pueden estar formadas por una sola célula. En el caso de los líquenes, estamos ante una planta pluricelular. Forman un solo cuerpo, llamado talo, en el que no existen ni raiz, ni tallo, ni hojas. A esta especie de planta pertenecen las algas, que tienen clorofila, y los hongos que carecen de ella. El líquen es una unión de ambas, en la que se aprovechan mutuamente, las algas ayudan al hongo realizando la fotosíntesis, mientras el hongo proteje al alga de las adiaciones solares y le proporciona humedad y minerales.

Los líquenes crecen en superficies más o menos planas. Los encontramos en los troncos de los árboles, sobre las rocas, o en cualquier superficie lisa.

Esixte una gran variedad de líquenes. Por la zona donde nos movemos, encontramos muchos en los troncos de los robles, de un tono azulado grisáceo, con talos muy rizados y vistosos.

Tiene propiedades medicinales, generalmente como antibiotico, es rico en vitamina C, y es también muy útil como tinte.