QUEJIGO

Quejigo
Hojas

Es un árbol intermedio entre la encina y el roble. Según el diccionario es una especie de roble, lo cual no pongo en duda, pero sus hojas son diferentes, más parecidas a la de la encina, ovaladas, según el diccionario aovadolanceoladas. Pertenece a la familia de los quercus. En este grupo encontramos dos especies bien diferenciadas, las que pierden la hoja, como en el caso de los quejigos y robles, y las de hoja perenne, como la encina y la coscoja. Es por este motivo por lo que considero al quejigo como un paso intermedio entre la encina y el roble, ya que sus hojas son mas similares a la encina, mientras que las pierde como el roble.

Se encuentra en zonas de suelos profundos y ricos en humus, es decir, ricos en residuos orgánicos, en altitudes entre los 800 y 1.000 metros, donde se mezclan con coscojas y a veces con sabinas. Son muy frecuentes en las zonas alcarreñas de Guadalajara y Cuenca.

Una característica del quejigo, y en general de todos los quercus, es la capacidad de crear unas "agallas" defensivas, especie de bellotas a primera vista, pero que son un caparazón leñoso, de color rojizo en principio, que se vuelve madera seca en el otoño. Se forma cuando algún insecto ataca sus brotes. La hoja se cierra dejando dentro el insecto que deposita en ella sus larvas. Es una especie de simbiosis en la que ambos viven y dejan vivir. Cuando el insecto sale al exterior deja un pequeño agujero que es visible a poco que observemos la agalla seca.