<<GALERIA FOTOGRÁFICA<<

 

 

 

Braña de Sousas (Somiedo)

Cabaña con llabana

 

 

Como ya he comentado en otras rutas, las brañas son lugares de pastoreo que existen desde muy antiguo. En ellos se han construido cabañas, generalmente agrupadas, que han ido cambiando con sus evoluciones lógicas. Parece ser que son la continuación de los castros celtibericos de tal modo que sus huellas han quedado marcadas en estas bonitas construcciones.

 

 

Braña de Sousas

La ruta de hoy es corta, unos seis kilómetros en total, por lo que la hacemos en una mañana.

Según nos cuenta un panel informativo junto a ella, se trata de una braña primitiva. Las cabañas se cubren con una especie de bóveda de piedras, a diferencia de las más conocidas y más modernas, que lo hacen con escobas (teitos).

En este caso se llaman "llábanas" al conjunto de piedras que forman la techumbre y que a su vez están recubiertas con "tepes" o "tapines", pegotes de musgo que impiden que se filtre el agua y el frío.

Suelen estar en parejas, una para el brañeiro y otra para el ganado más pequeño. Es una braña comunitaria, aunque no muy bien conservada. El principal interés radica en su antigüedad, que nos permite comprobar la transición de castro a braña, aparte, claro, del entorno en el que se encuentra.

Embalse de Valle de Lago un día de niebla.

 

Para llegar a ella volveremos a salir de Valle de Lago. Aparcamos el coche junto al embalse, y continuamos a pie por la estrecha carretera que forma el pueblo.

El comienzo es una pradera de flores coronada por una crestería, por la que se abre el desfiladero del río Bobia que llega a las proximidades de Veigas. A nuestra derecha campos de heno salpicados de frutales y al lo lejos la iglesia y la Peña Furada.

 

 

 

Iglesia y Peña Furada

 

Junto a una pequeña ermita en el barrio central, sale una pista que se dirige a la iglesia que destaca solitaria a lo lejos, en medio de la pradera.

Nos dirigimos a ella en cómoda ascensión, y no tardamos mucho en llegar junto a la Peña Furada o Pico Castiellu. Es una cumbre que destaca, más que por su altura (1.424 m), por su aspecto.

 

 

Peña Furada o El Castiellu

 

Sobresale solitaria sobre el valle de Coto. Sus rocas horadadas puede que sean el motivo de su nombre.

La pista gira y permite ver en un punto la mejor panorámica de este pico, al fondo el pueblo de Coto de Buenamadre, y más cercano a nosotros un teito solitario en medio de un verde prado.

 

 

 

Collado el Muñón, Peña Chana y Muñón

 

Continuamos ascendiendo en un bosque en el que aparecen las hayas. Atrás, al comienzo de la caminata, son los avellanos, y robles los que nos han acompañado, y como no puede ser de otro modo, las mil flores que siempre están aquí.

He encontrado entre otras, un grupo de astrancias, no demasiado común en esta zona. Hay lirios, campanillas moradas, brunelas, ranúnculos, dientes de león...

La pista sube junto al río girando a la izquierda y deja ver algún que otro salto de agua en el pequeño barranco lleno de arboleda.

Al fondo ya vemos los picos que cobijan la braña: L' Altu L' Muñón y Peña Chana. En medio de ellos el collado del Muñón desde el que podemos ver la vertiente leonesa.

 

Morrena en Alto Muñón

 

 

En este lugar, donde hoy vemos la braña, existió un lago glaciar que se desecó. Ahora es una morrena y una preciosa pradera a sus pies, rodeada por el circo de montañas.

El río Sousas forma o más bien ocupa la profunda depresión que se ha formado a partir de este glaciar y corre hacia Coto, donde toma otro nombre, Orio, y continúa hasta el río Somiedo en Pola.

 

 

Astrancia

 

Desde aquí vemos la ruta que lleva al puerto. Vuelvo la vista una y otra vez a mi alrededor. Parezco una peonza que gira lenta, deteniendome en cada punto. La braña está totalmente integrada en el paisaje, apenas se distingue de las piedras y arbolillos, las cabañas parecen uno de ellos. Al fondo el Muñón parece enseñorearse de su dominio.

Regresamos por el mismo camino, volviendo la vista atrás y felicitándonos. De nuevo ha llegado la niebla. Ha cubierto los montes. Ya es imposible distinguir ni el Muñón, ni Peña Chana... Pero nos queda el valle abierto y verde. Poco a poco se adueña de todo y lo cubre de un manto húmedo, misterioso... Es cierto que en Somiedo hay que caminar temprano, antes que la niebla se despierte.

 

M.R.B.M.

Julio 2.004

Si queréis información sobre que es una braña, podéis visitar el apartado Qué es en mi página principal

<<GALERIA FOTOGRÁFICA<<