MUSEO DE LA ARTESANÍA

Juego de cartas

 

 

En la ciudad de Nava, encontramos un pequeño museo dedicado al trabajo de una persona que dedicó su tiempo libre a recrear la vida y costumbres de sus paisanos, lo que dio el precioso resultado de unas figuras en madera.

Se encuentra en una pequeña tienda de recuerdos, junto al museo de la sidra, y a pesar de que un cartel en la puerta nos habla de su existencia, nadie puede pensar en lo que vamos a encontrar.

Como por casualidad entramos en la tiendecita en un momento en que se estaba realizando una visita, por lo que esperamos a que esta terminara curiseando por los mil y un objetos que en ella se exponen. Mientras hablamos con la dueña, señora amable, como todos los asturianos, la cual nos explicócómo este señor, a lo largo de su vida fue tallando la madera con las imágenes cotidianas de su entorno. Puso mecanismos de juguetes en sus figuras y poco a poco fue saliendo lo que allí podemos admirar.

La más llamativa desde mi punto de vista es la del juego de cartas. La razón es que después de unos segundos viendo como las estatuillas echan sus cartas en la mesa, el ganador da un golpe seco sobre ella, demostrando que el juego ha terminado.

 

Aserrador

 

 

Del mismo modo encontramos la sierra, que sube y baja acompasada por un vaivén de ambos aserradores, acompañada del ruido que se produce en esta tarea.

 

 

 

 

Hórreo

 

El hórreo es una de las construcciones más típicas de Asturias. ¿Como no ha de tener cabida en este pequeño espacio?

Allí le tenemos con las personas trabajando bajando su techo.

 

 

 

 

Panera

Para que los no nativos, o poco informados sepamos que es, también se ha construido una panera, edifcicación distinta al hórreo, dedicada a fines también distintos, a pesar de que ambas construcciones servían de almacén, cada una de ellas se llenaba de distintas especies.

Lo más destacable de estas diferencias es fu forma. Mientras que el hórreo es de techo piramidal, cuatro vertientes unidas en un vértice, sobre cuatro patas, la panera es una pirámide truncada.

Las cuatro vertientes no confluyen en un vértice sino una línea central y se sostiene sobre seis patas. Mi opinión personal, si me permitís, aparte de la utilidad de estas construcciones, son preciosas y llenas de encanto.

 

 

Lavadero

 

 

El trabajo cotidiano de las mujeres también tiene cabida en este museo. Las vemos lavando en el lavadero por el que corre el agua ...

 

 

 

 

 

Tejedoras

 

... o hilando y tejiendo sobre la alfombra, rodeadas de pañitos de ganchillo probablemente realizados por una mujer, quizás su esposa, tan interesada en labores artesanales como él.

 

 

Creo que es un pequeño museo lleno de encanto y que merece la pena ser visitado

Como final de esta explicación, enviar mi agradecimiento a la dueña de la tienda donde se expone el museo, que me permitió tomar las fotos que os muestro.

M.R.B.M.