ROMANCE DE LOS CUATRO MONTAÑEROS

A tí, amigo presentido; donde quiera que estés. Por no contestar la pregunta sin respuesta posible y porque es el compendio de cuanto nos une.

Ya se va la nieve,
Por el monte abajo,
Soñando florestas
Yocultos ribazos.

Cuatro montañeros
-dramáticos-
Suben una trocha
¡No podré olvidarlos!

Sus grandes morrales
Les da aspecto extraño;
Parecen rendidos,
Pero avanzan rápido.

 

¿Por qué tan aprisa
Si el día es ya largo?
¿Qué impulso os empuja?
¿Qué buscáis, muchachos?

Ya los esquiadores
La sierra dejaron
Tronchando en su huida
Retamas de nardo.

Ya el pino silvestre
Se ha desperezado;
Ya la hierba nueva
Apunta su tallo;

Y un pequeño arroyo
Discurre despacio
Presintiendo aromas
De un esquivo mayo

Por la trocha arriba
Siguen avanzando
-espíritu erguido
y el cuerpo inclinado-

Cuatro montañeros
¡dramáticos!
A mi me emociona
No puedo evitarlo.

Autor desconocido.