Vacaciones en Perú

Si quienes abráis esta página, esperáis información profesional tanto científica como cultural o política sobre Perú, poco encontraréis. Mis conocimientos del país no son muy amplios. Nada que cualquiera interesado no pueda conseguir sin mucho esfuerzo. Solo encontraréis la visión de alguien que partió un día, rumbo a un lugar desconocido, sin ni si siquiera "haber hecho los deberes", por lo que todo lo que fui encontrando me resultó completamente nuevo, salvo algunas imágenes del Machu Picchu, que por tan conocido y universal, lo difícil sería no haberlas visto nunca.

Bebé dormido. Al fondo la estatua de Wiracochan o Tunupa. Ollantaytambo.

Con este bagaje vacío... suspenso total...

En un intento de recuperar la asignatura pendiente, he ido recabando información, escasa desde mi punto de vista, pero que intentaré iros contando a lo largo de estas líneas. Espero que con ella os sintáis interesados en este país que encierra mucha historia, mucha arqueología, mucho que ofrecer, y al que le queda mucho trabajo por hacer. Afortunadamente, parece que ha tomado conciencia de ello, y poco a poco, lo va realizando.

Comenzaré con mi llegada el 4 de julio. Era entrada la noche. Llegué a Lima, después de doce interminables horas de avión. Encontré un frío inesperado. Ciertamente, para ellos julio es invierno, (mis deberes sin tocar...) Poco vimos de Lima, y de madrugada, de nuevo en marcha para tomar el vuelo rumbo a Puerto Maldonado, vía Cusco.

Aquí comienza la hermosa experiencia en

La Selva

Machu Picchu

El Valle Sagrado de los Incas

El Cusco

 

Volver a la página principal ANDADURAS