HOZ

Hoz del Tajo

 

Según el diccionario es la angostura de un valle profundo o la que forma un río que corre por entre dos sierras.

En el caso de la hoz o cañón del Tajo, alcanza una longitud de más de 100 kilómetros de largo, y cuyos desniveles llegan a veces a los 200 metros de profundidad. Es, según los expertos en la materia, "el mejor ejemplo de modelado fluvial kárstico de la península". Facilita esta formación el carácter calcáreo de la zona, por la que la circulación del agua disuelve las rocas más blandas, quedando las más duras formando los cortados de formas caprichosas, altos, recortados, enormes lascas de roca dura superpuestas a modo de librería, mientras que la caliza disuelta es arrastrada para formar depósitos llamados "tobas"

Toda la cuenca alta del Tajo y la zona de la Serranía de Cuenca, disfruta de este fenómeno orográfico. Tanto sus ríos principales, Tajo, Jucar, etc. como sus afluentes y arroyos, forman hoces de una espectacularidad sorprendente.