TOBA

Tobera formada por el río Cuervo en su nacimiento
Toba cercana a la laguna de Uña

 

Es una roca ligera, porosa, formada por el depósito de carbonato cálcico arrastrado por las aguas, tanto subterráneas como de los cauces de ríos.

A su paso por las zonas calizas, el agua arrastra sedimentos que en un principio destruyen formando las hoces y barrancos, dejando la roca dura en forma de paredes y cortados. Cuando el agua se remansa por cualquier motivo, bien por que el terreno cese en su inclinación o porque se precipite desde altura formando pozos en los que se va depositando el sedimento, se forman las tobas. Otro motivo por el que se forman las tobas, quizás el más común, ocurre generalmente en las parameras o muelas, donde el agua se filtra, y al llegar a una capa de rocas impermeables y duras, surgen a la superficie.

Son buenos ejemplos de ellas las que encontramos en el Nacimiento del río Cuervo, o en la Escaleruela, donde se forma por un arroyo de menor importancia, el Ciño Negro, y da lugar a una cascada espectacular que solo puede contemplarse en contados días, cuando las precipitaciones son muy abundantes. Junto a la laguna de Uña, en la provincia de Cuenca, encontramos otro punto donde podemos apreciar con facilidad que es una toba.


TORCA

Torca del Lobo, Palancares. Cuenca

Torca de agua . Lagunas de los Oteros. Cuenca

De nombre científico dolina, es más bien una de las variedades que se integran en ella. Es un accidente orográfico en forma de depresión circular, de bordes escarpados en forma de cono o embudo.

Se dan en terrenos calizos, como resultado de la disolución del terreno a causa de la penetración del agua en las fisuras y discontinuidades de las rocas, a lo que se une la acción de los hielos, lo que provoca hundimientos que dan lugar a este tipo de fenómenos.

Las más conocidas en la zona centro de España, son las de los Palancares, en Cuenca, donde también encontramos las llamadas "del agua", en Cañada del Hoyo, en las que el agua ha invadido las torcas y formado lagunas.